Las economías emergentes, bloqueadas por la subida de los tipos de interés y el COVID

Cuanto más vinculado esté un país con la economía mundial -ya sea a través de la industria, el comercio o el turismo-, mayor será el daño potencial de la pandemia de COVID-19. Alemania y otros países ricos han tratado de mitigar estos daños con la ayuda de enormes paquetes de ayuda y estímulo económico.

Pero las economías emergentes de todo el mundo no están en condiciones de movilizar la misma cantidad de recursos.

"Carecen de recursos", afirma Klaus-Jürgen Gern, experto en ciclos económicos y crecimiento del Instituto de Economía Mundial de Kiel (IfW). "Si se compara con la producción económica global, sus ingresos públicos suelen ser menores. Además, no pueden endeudarse en los mercados internacionales de capitales en la misma medida que los países industrializados."

Cuando la pandemia de COVID-19 se extendió en la primavera de 2020, muchos temieron una gran catástrofe económica. Pero hasta ahora no se ha materializado. En ese momento, los inversores retiraron su capital de los mercados emergentes a una velocidad récord, amenazando con desangrar financieramente a los países. Pero tras el shock inicial, la situación volvió a la normalidad.

Las instituciones financieras mundiales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, aportaron mucho dinero y desempeñaron un papel importante en la estabilización de los mercados. De este modo, disiparon el temor de los inversores a que se produjeran quiebras soberanas como consecuencia de la crisis.

Política de privacidad
Copyright © TengoNoticias 2021
Noticias sobre economía internacional y criptomonedas
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram