Como funciona una calefacción

¿Pensando en cambiar de calefacción? Si quieres saber como funciona una calefacción, a continuación te explicamos como funciona el sistema. Hace unos cientos de años, la gente habría dado un brazo y una pierna por tener calefacción central en sus casas.

Imagínese la incomodidad de tener que encender un fuego de leña y carbón en cada habitación para mantener la casa caliente. La idea básica de la calefacción central es muy sencilla: se tiene una caldera (un horno fácilmente controlable, alimentado por gas) en un lugar práctico como la cocina o el baño y utiliza agua, movida por una bomba eléctrica, para llevar el calor a los radiadores de todas las demás habitaciones. Es sencillo, cómodo, eficaz y hace que incluso los días de invierno sean un placer.

Como funciona una calefacción central

Podemos pensar en un sistema de calefacción central como un circuito continuo que mueve el agua caliente desde la caldera, a través de todos los radiadores a su vez, y luego de nuevo para recoger más calor. En la práctica, el circuito suele ser más complejo y enrevesado que esto.

En lugar de una disposición en serie (con el agua pasando por cada radiador a su vez), los sistemas modernos suelen tener "troncos" y "ramas" paralelos (con varios radiadores alimentados desde una tubería troncal común), pero para esta explicación, voy a mantener las cosas simples.

El agua está permanentemente sellada dentro del sistema (a menos que se drene para su mantenimiento); el mismo agua circula por su casa todos los días. Así es como funciona:

  1. El gas natural entra en su casa desde una tubería de la calle. Todo el calor que calentará tu casa se almacena, en forma química, dentro del gas.
  2. La caldera quema el gas para hacer chorros calientes que juegan en un intercambiador de calor (esencialmente una tubería de cobre que contiene agua que se dobla hacia adelante y hacia atrás varias veces a través de los chorros de gas para que recoja la máxima cantidad de calor). La energía térmica del gas se transfiere al agua.
  3. Una bomba eléctrica empuja el agua calentada a través del sistema.
  4. El agua circula por un circuito cerrado dentro de cada radiador, entrando por un lado y saliendo por el otro. Como cada radiador desprende calor, el agua está más fría cuando sale de un radiador que cuando entra. Después de pasar por todos los radiadores, el agua se ha enfriado considerablemente y tiene que volver a la caldera para recoger más calor. Se puede ver que el agua es en realidad un dispositivo de transporte de calor que recoge el calor del gas en la caldera y deja caer parte de él en cada radiador a su vez.
  5. La bomba es lo suficientemente potente como para empujar el agua hacia arriba a través de los radiadores de allí.
  6. Un termostato instalado en una habitación controla la temperatura y apaga la caldera cuando está lo suficientemente caliente, y la vuelve a encender cuando la habitación se enfría demasiado.
  7. Los gases residuales de la caldera salen por una pequeña chimenea y se dispersan en el aire.

Caldera

La caldera es la parte más importante de un sistema de calefacción central. Es como un gran fuego que recibe un suministro continuo de gas natural desde una tubería que sale a la calle. Cuando quieres calentar tu casa, enciendes la caldera con un interruptor eléctrico. Se abre una válvula, el gas entra en una cámara de combustión sellada de la caldera a través de un montón de pequeños chorros, y un sistema de encendido eléctrico los enciende.

Los chorros de gas tocan un intercambiador de calor conectado a una tubería que lleva agua fría. El intercambiador de calor toma la energía térmica de los chorros de gas y calienta el agua a unos 60 °C (140 °F).

La tubería de agua es en realidad una pequeña sección de un gran circuito continuo de tuberías que recorre toda la casa. Pasa por cada uno de los radiadores de agua caliente y luego vuelve a la caldera. A medida que el agua fluye por los radiadores, desprende parte de su calor y calienta a su vez las habitaciones.

Cuando vuelve a la caldera, ya se ha enfriado bastante. Por eso la caldera tiene que seguir funcionando: para mantener el agua a una temperatura lo suficientemente alta como para calentar tu casa. Una bomba eléctrica situada en el interior de la caldera (o muy cerca de ella) mantiene el agua circulando por el circuito de tuberías y radiadores.

Política de privacidad
Copyright © TengoNoticias 2021
Noticias sobre economía internacional y criptomonedas
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram